viernes, 28 de julio de 2017

Los yazidíes también quieren su pedazo del pastel Irak

Guerrillera de YBS, la milicia yazidí
El martes el jefe de Ezidijan, el máximo órgano espiritual de los yazidíes, Baba Cheij Jurto Hajji Ismail, anunció la creación de un gobierno provisional yazidí y ha pedido a los refugiados que regresen a sus hogares.

La proclama promete establecer leyes consuetudinarias para garantizar la igualdad de derechos sociales, económicos, políticos a todos los habitantes, indpendientemente de su religión, etnia, sexo o fililación política, así como proteger los lugares santos de todas las religiones.

La agencia de prensa BasNews revela (1) que el gobierno provisional de Barzani está intentado reclutar a 2.000 jóvenes yazidíes dirigidos por el capitan peshmerga Jatun Ali Jidir para defender las fronteras del futuro Kurdistán.

Por el contrario, Human Right Watch y Breitbart afirman (2) que el gobierno regional quiere llevar a cabo una limpieza étnica en Kurdistán y expulsar de sus hogares a los yazidíes que se opongan al referéndum del 25 de setiembre.

El diputado kurdo Vian Dajil ha desmentida esta información, pero algunos yazidíes se están integrando en las milicias Hachd Al-Chaabi, de mayoría chiíta para hacer frente a los kurdos.

El yazidismo es una religión preislámica de Oriente Medio. La mayor parte de sus practicantes son kurdos y entre ellos es muy común la defensa de Saddam Hussein, quien protegió las minorías religiosas de Irak.

Los yazidíes disponen de tres diputados, de los 275 escaños de la Asamblea central irakí, elegidos dentro de una lista kurda. También tienen dos escaños sobre los 111 del Parlamento autónomo kurdo.

En la madrugada del 2 al 3 de agosto de 2014 al menos 5.000 hombres y niños fueron asesinados y más de 7.000 mujeres y niñas secuestradas por el Califato Islámico en Sinjar, una localidad de la que huyeron otras 200.000 personas, mientras varios cientos o miles -se desconoce la cifra- murieron de hambre y sed al ser cercados en un monte cercano.

(1) http://www.basnews.com/index.php/en/news/kurdistan/365075
(2) http://www.aina.org/news/20170722140726.htm


Baba Cheij Jurto Hajji Ismail, dirigente espiritual de los yazidíes

Bagdad se une al eje Moscú-Teherán-Damasco

Millicianos irakíes de Hashid al Shaabi
El vicepresidente de Irak, Nuri al Maliki, llegó a Moscú el 23 Julio para una visita de cuatro días y se reunió allí con el presidente ruso, Vladimir Putin y otros dirigentes rusos.

Durante la visita, Maliki mostró la determinación de Irak a desafiar a Estados Unidos expresando su oposición a la creación de bases estadounidenses en el país, denunciando el apoyo de Washington a los grupos terroristas y manifestando su voluntad de comprar armas rusas.

Estados Unidos gastó más de 2 billones de dólares para invadir Irak. Dicha invasión causó un gran sufrimiento al pueblo irakí, además de casi un millón de muertos y estuvo basada en las mentiras del gobierno estadounidense sobre las inexistentes armas de destrucción masiva de Irak. La Casa Blanca y el Congreso harán todo lo que esté en su mano para intentar que Irak no abandone la esfera de influencia de Estados Unidos. Pero ¿pueden realmente hacer algo?

Irak está estratégicamente localizado en Oriente Medio y es el segundo mayor productor de petróleo de la OPEP hoy. El país produce 5 millones de barriles de crudo al día, pero su producción en 2020 se incrementará a 8 millones, lo que significa que llegará prácticamente al mismo nivel de extracción que Arabia Saudí.

Dado que si Estados Unidos utiliza el campo de la energía como arma política contra Rusia, podemos concluir que si Irak desafía a Estados Unidos y se une al eje Moscú-Teherán-Damasco, esto significaría una seria derrota geopolítica para Estados Unidos en la región del Golfo Pérsico y el mundo.

La guerra de Estados Unidos contra Irak llevó a la destrucción, la fragmentación y la difusión del caos en su territorio. Esto ha incrementado el sentimiento anti-norteamericano en todas las comunidades de Irak, entre los musulmanes sunníes y los chiíes así como de los cristianos, que sufrieron todos un duro régimen de sanciones que privó a Irak de productos básicos, entre ellos medicinas, entre 1991 y 2003.

Una indicación de que Irak ya no es un aliado de Estados Unidos es la cooperación entre Moscú y Bagdad en la esfera militar. Cabe señalar que Rusia e Irak firmaron en 2012 un conjunto de acuerdos sobre cooperación técnico-militar por valor de 4.300 millones de dólares.

Tras la invasión de Irak por el Califato Islámico en 2014, Rusia e Irak implementaron con rapidez un contrato para abastecer a Bagdad con armas rusas mientras Estados Unidos se negó a entregar a Irak aviones de combate F-16 ya pagados. Posteriormente, ha habido muchas denuncias de una ayuda estadounidense encubierta al Califato Islámico en forma de lanzamientos de cajas con armas y municiones desde “misteriosos” aviones y helicópteros.

En junio de 2017, Rusia e Irak firmaron un contrato para abastecer al país árabe con sofisticados tanques rusos T-90. De este modo, la cronología de compras de armas rusas por Bagdad muestra que Irak prefiere estas últimas a las estadounidenses.

Al mismo tiempo que Maliki estaba en Moscú, el ministro de defensa irakí, Irfan Hayali, visitaba Teherán el 22 de julio, donde firmó con su homólogo iraní, Hussein Dahkan, un memorando de entendimiento sobre cooperación en el campo de la defensa entre los dos países.

Este evento ha sido una bofetada de Bagdad a Washington porque tuvo lugar en un tiempo en el que la Casa Blanca acusaba cínicamente a Irán de ser un “patrocinador del terrorismo” y estaba llamando a los aliados de Estados Unidos a “aislar al régimen iraní”. Esto es una muestra del fracaso de la diplomacia de Estados Unidos en Irak, país que ha sufrido precisamente del terrorismo del Califato Islámico y otros grupos patrocinados por Arabia saudí y otros aliados de Estados Unidos.

Irán e Irak se han comprometido reforzar su cooperación militar para hacer frente a los terroristas y su ideología. Ambos países han sido objetivo de ataques terroristas y luchan juntos contra esta plaga. A diferencia de la de Estados Unidos, la ayuda iraní ha sido determinante para que Irak pudiera frenar primero al Califato Islámico y luego pasar al contraataque y lograr una serie de victorias contra el grupo terrorista, la última de las cuales ha sido la liberación de Mosul.

Newsweek señala que Estados Unidos teme una alianza estratégica entre Irán e Irak. La revista enfatiza que los responsables norteamericanos no han reaccionado a la firma del acuerdo irano-irakí. Ellos saben que tal alianza impedirá a Estados Unidos jugar y dañar, como ha hecho hasta ahora, la seguridad de Irak y de otros países de la región.

Hay además un factor religioso en esta alianza que los estadounidenses no alcanzan a comprender. Dos tercios de los irakíes son chiítas y comparten las creencias de la gran mayoría de la población iraní. Millones de iraníes visitan los lugares santos chiítas de Kerbala y Nayaf cada año y los vínculos de tipo familiar entre ambas poblaciones se están extendiendo. Los centros de aprendizaje religioso de Qom y Nayaf mantienen sólidos vínculos y no cabe olvidar la influencia de la Mayaiyah (la Escuela Teológica de Nayaf) en la política irakí. Los sabios religiosos irakíes no desean la presencia estadounidense en su país.

Otro factor importante es la consolidación de las Fuerzas de Movilización Popular de Irak (Hashid al Shaabi), que cuentan con cientos de miles de miembros y han sido objeto de una campaña permanente de hostilidad -principalmente mediática, pero en ocasiones también en forma de ataques aéreos- por parte de Estados Unidos.

Hashid al Shaabi desempaña un creciente papel en la política interna y se opone a la presencia militar estadounidense en Irak. Sus dirigentes han agradecido públicamente la ayuda de Irán y Hezbolá a Irak, y en particular a Hashid al Shaabi, que comparte muchos vínculos personales e ideológicos con los anteriores.

Frente a todos estos factores, Estados Unidos no tiene ninguna posibilidad de dañar la alianza que Irán e Irak están creando y que tendrá una notable importancia a escala regional y mundial.

http://spanish.almanar.com.lb/107538

Google censura a los medios independientes de información

El 25 de abril Google anunció la modificación de su motor de búsqueda para que los usuarios tuvieran más dificultades para acceder a sitios de información independientes de las grandes cadenas mediáticas, esos que suministran información de mala calidad, conspiranoica, magufa y falsa.

Entre dichos calificativos están los sitios que se oponen al fascismo, al imperialismo, a la guerra, cuyo número de visitas ha empezado a descender progresivamente desde entonces en todo el mundo

Los buscadores de internet esconden su parcialidad detrás de complejos algoritmos informáticos (Search Quality Rater Guidelines) que son la expresión lógica y matemática de la ideología dominante, que sigue desarrollando su capacidad para analizar y censurar los contenidos de internet.

Eso que llaman “inteligencia artificial” es artificial pero es muy poco inteligente. No quieren que leamos noticias inconvenientes para nosotros, que nos confundan, que nos lleven al error porque somos así, gilipollas integrales, incapaces de discriminar lo que tenemos delante de nuestras narices.

El modelo es el que las revistas científicas anglosajonas han impuesto desde 1945: la creación de equipos de censores (“peer review”) que evalúan las noticias y los sitios de internet según su propio criterio ideológico. Son los modernos inquisidores, los censores de libros prohibidos, los nuevos martillos de herejes resucitados de la Edad Medieval y las peores épocas de oscurantismo.

El papel de los censores es el de toda la vida, elaborar listas negras, etiquetar a determinados sitios para que no aparezcan entre las dos primeras páginas de Google. De esa manera el buscador tiene la excusa para que no le acusen de censura: entierra la web de tal manera que su localización sea como buscar una aguja en un pajar.

Quien quiera una información de calidad debe acudir al Washington Post, Le Monde, The Guardian, Clarín o La Repubblica.

El mes pasado la Comisión Europea multó a Google con una sanción 2.700 millones de dólares precisamente por manipular los resultados de las búsquedas. La manipulación se lleva a cabo tanto por motivos comerciales como políticos.

Las páginas progresistas que más se leen han visto caer el número de visitantes muy fuertemente, en un promedio del 70 por ciento. Sitios conocidos de información, como Wikileaks, Counterpunch o Global Research han visto que sus índices de lectura se han desplomado. En nuestro caso, desde enero de este año la caída es del 77 por ciento.

El término “noticias falsas” (fawkes news) que han creado los imperialistas para sostener su hegemonía ideológica, ha cuadruplicado el número de entradas desde noviembre, coincidiendo con la farsa de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Para presionar a los buscadores (Google) y las redes sociales (Facebook), el 14 de noviembre el New York Times les acusó directamente de ser los responsables de la victoria electoral de Trump por difundir noticias falsas. Ahora los monopolios informáticos quieren congraciarse con los informativos.

Diez días después el Washington Post dijo lo mismo de una manera aún más clara en un artículo titulado “El esfuerzo de propaganda ruso contribuye a difundir noticias falsas sobre las elecciones”, en el que se apoyaba en PropOrNot, un colectivo anónimo que propaga las tonterías típicas de los informáticos y expertos digitales.

Hasta el Washington Post tuvo que rectificar la chapuza de sus expertos: “No ofrecemos ninguna garantía sobre la validez de los resultados de PropOrNot. Pero el daño ya está hecho. La censura ha triunfado también en la red. El 7 de abril la agencia Bloomberg anunció que Google trabajaba con el Washington Post y el New York Times para “verificar artículos” y erradicar las “noticias falsas”.

Tres meses después de los 17 sitios etiquetados dentro de la lista negra de Google, el New York Times y el Washington Post , 14 habían experimentado una reducción promedio del 25 por ciento en el número de visitantes. El algunos casos la reducción era del 60 por ciento.

Lo mismo que los colectivos sociales progresistas promocionan sitios de información independientes, también deberían promocionar otro tipo de buscadores que no sea el mismo de siempre, como por ejemplo:

- DuckDuckGo (http://www.duckduckgo.com)
- Blekko (http://www.blekko.com)
- Yippy (http://www.yippy.com)
- Teoma (http://www.teoma.com)
- Gigablast (http://www.gigablast.com)
- Exalead (http://www.exalead.com/search)
- Turbo10 (http://turbo10.org)
- Xrefer (http://www.xrefer.com)
- Profusion (http://www.profusion.com)

jueves, 27 de julio de 2017

Israel se pronuncia a favor del Kurdistán irakí

Shaked, ministra israelí de Justicia
El martes la ministra israelí de Justicia, Ayelet Shaked, se pronunció a favor de la partición de Irak. La ministra sionista afirmó que los kurdos se merecen un Estado independiente, por lo que era partidaria del referéndum organizado por el gobierno regional de Erbil para el 25 de setiembre.

“A Israel le interesa la partición de Irak. Un Estado independiente kurdo serviría de tampón y constituiría un aliado importante para Israel”, dijo la ministra.

Además, a Israel le interesa el petróleo extraído en los campos petrolíferos de Bai Hassan y Kirkuk, ocupados por el gobierno regional, de donde expulsaron a los obreros árabes.

Israel vende el ptróleo en sus puertos y una parte de las beneficios sirven a los kurdos para financiar su gobierno regional.

El plan es una nueva “nakba”, una limpieza étnica para crear micro-Estados étnica y religiosamente homogéneos y fáciles de controlar.

Los intereses de Israel coinciden con los de Estados Unidos, también partidario de un nuevo mapa de Oriente Medio del que deben desaparecer países como Irak y Siria.

El gobierno central de Bagdad, por el contrario, se opone al referéndum y defiende la unidad del país, por lo que sus relaciones son el gobierno regional son muy tensas, habiendo llegado a proferir amenazas en su contra.

Irak pide una ‘sustancial presencia militar’ de Rusia en el país

El vicepresidente irakí Nuri Al-Maliki
El vicepresidente de Irak, Nuri Al-Maliki, ha pedido una “sustancial” presencia económica y militar rusa en el país, señalando que esto aportaría un “equilibrio” a toda la región.

“Es un hecho bien conocido que Rusia posee históricamente fuertes relaciones con Irak y, de este modo, nos gustaría que Rusia cuente con una presencia sustancial en nuestro país, tanto desde el punto de vista político como militar”, dijo el responsable irakí durante un encuentro el lunes con la portavoz de la Cámara Alta del Parlamento ruso, Valentina Matviyenko en Moscú.

“De este modo, un equilibrio que beneficiará a la región será establecido”, añadió Maliki, que dijo que Irak cree “en el papel que juega Rusia en la resolución de la mayor parte de temas internacionales clave así como en la mejora de la estabilidad y el equilibrio en nuestra región y el mundo”.

Matviyenko, por su parte, dio la bienvenida al deseo de Bagdad de robustecer sus vínculos con Moscú y dijo: “Rusia está también determinada a expandir su interacción con Irak, tanto en el campo político como en el económico, y también en la esfera técnico-militar y, por supuesto, a nivel parlamentario”.

El martes, Maliki mantuvo una reunión en San Petersburgo con Putin, así como con el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov.

Putin y el vicepresidente irakí subrayaron la necesidad de reforzar las relaciones económicas y técnico-militares entre los dos países. Putin dijo que Rusia e Irak han creado “una enorme comisión intergubernamental” que funciona actualmente “a plena capacidad”.

Añadió que “todavía queda mucho por hacer en el campo de la cooperación económica, específicamente en la cooperación técnico-militar. Rusia es pro-activa en ese campo e Irak se beneficia de su asistencia”.

Maliki dijo que “con cada visita, damos un paso más hacia el objetivo común de potenciar nuestras relaciones”. Subrayó que Rusia e Irak poseen “un muy buen potencial para desarrollar su cooperación y nuestra opción estratégica de incrementar nuestras relaciones con Rusia está basada en una comprensión acerca de la importancia del papel de Rusia en la región y en Irak”.

El vicepresidente irakí alabó también el activo papel de Rusia en la lucha contra los terroristas que operan en la región. “Rusia ha hecho una tremenda contribución, en particular en Siria e Irak, para impedir la desintegración de la región”, señaló, advirtiendo que sin Moscú “el mapa de la región habría cambiado para peor para nosotros”.

Rusia adoptó “una postura honorable” cuando accedió a proceder a un rápido envío de armas después del ascenso del grupo terrorista Califato Islámico en Irak en 2014, señaló Maliki.

El sábado, Maliki criticó el papel de Estados Unidos en Irak, afirmando que Washington había contribuido al surgimiento del Califato Islámico en Irak. “Washington busca ahora establecer bases en el territorio de Irak en un intento de mantener su influencia en la región”,  señaló.

“El Califato Islámico recuerda a los talibanes, que fueron creados por el gobierno estadounidense para contrarrestar a la Unión Soviética en Afganistán. Del mismo modo, el Califato Islámico fue creado para castigar a Irak, que no quería bloquear a Siria y estaba también contra las zonas de exclusión aérea en Siria y contra las bases militares de Estados Unidos”, dijo el vicepresidente irakí en una entrevista.

“La sociedad irakí está contra las bases militares extranjeras en el territorio del país”, dijo Maliki, añadiendo que él ha “advertido ya a Estados Unidos contra su regreso a Irak y la creación de bases allí”.

http://spanish.almanar.com.lb/107219

Srebrenica: un ‘genocidio’ de geometría variable

Este mes se ha celebrado el 22 aniversario del “genocidio” de Srebrenica, convertido en una rutina protocolaria, en la que han participado los mismos de siempre: el gobierno local, el cuerpo diplomático, las ONG y los periodistas para grabar las escenas.

En una sentencia el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoeslavia, así como el Tribunal Internacional de Justicia, calificaron las muertes de Srebrenica como un acto de genocidio. Obviamente los jueces no tenían ni las más remota noción de lo que es un genocidio o, en caso contrario, se saltaron la ley a la torera.

Los tribunales también aseguraron que en Srebrenica se cometió el mayor crimen de guerra en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, en el que nadie más que los serbios tuvieron ninguna intervención porque lo mismo que la Guerra de Siria ahora, se trató de una “guerra civil”.

Si algún lector ha contratado un viaje turístico a la zona, debe visitar el memorial Potocari, un cementerio inaugurado en 2003 por el antiguo presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton. Una placa conmemorativa indica la enigmática cifra 8372... que es el dato oficial de muertos, que se puede cambiar en cualquier momento porque para eso lleva unos puntos suspensivos.

Eso sí, cuando los puntos suspensivos entren en acción será para tirar la cifra hacia arriba, no hacia abajo, porque el de Srebrenica no le llega al de Camboya (tres millones de muertos inventados) ni a la suela de los zapatos. Lo que no alcance a los 100.000 muertos no se debería llamar “genocidio”.

Además, se trata de un “genocidio” puramente local, urbano. No tiene alcance nacional, ni étnico, ni religioso. Sin embargo, la OTAN le dio una repercusión mundial de tal magnitud que se ha convertido en la seña de identidad de Bosnia-Herzegovina, una de esas nuevas “naciones” creada por la OTAN  de la nada.

No existe una “etnia bosnio musulmana”, como cree la Wikipedia. Bosnia-Herzegovina no es una nación sino una colectividad que no tiene en común otra cosa que la misma religión, el islam, diferenciada de la croata (católica) y la serbia (ortodoxa). Alemania y la OTAN no dividieron Yugoeslavia sólo por motivos nacionales, sino también religiosos.

Dado que no es una nación, Bosnia-Herzegovina carece identidad propia, que es lo peor que se puede decir de un Estado amorfo, que se encuentra obligado a inventársela en un ejercicio típico de idealismo histórico. ¿Cómo nos hubiera gustado a los bosnios que hubiera ocurrido la historia? Si unos se inventan la batalla de Roncesvalles, otros hacen lo propio con el “genocidio” de Srebrenica y se engañan a sí mismos: construyen su identidad sobre un fraude.

Es un “genocidio” de geometría variable en el que las cifras son infinitesimales: en la placa conmemorativa de Potocari sólo hay 500 tumbas musulmanas, a los que quizá se podrían añadir otras 70 más que se llevaron hasta allá procedentes de otros lugares para hacer un poco de bulto.

Las cifras no son el único motivo para afirmar que en Srebrenica no hubo ningún genocidio. Por bajas que sean las cifras de muertos, son las suficientes como para comprender que en la Guerra de los Balcanes se produjeron grandes matanzas y no conformarse con las versiones oficiales, y mucho menos para confundir a los víctimas con los victimarios.

Pero a la hora de escribir sobre “genocidios”, los de verdad y los de mentirijillas, hay que tener mucho cuidado. Por presiones de la Unión Europea el nuevo Código Penal serbio ha incluido un artículo que prohíbe dos cosas: negar que hubo un genocidio en Srebrenica y que la autoría del mismo fue obra de los serbios.

Afortunadamente, los fiscales en España no pueden aplicar las leyes serbias, por más que se hayan redactado en Bruselas. De momento aquí podemos decir que la historia de la matanza de Srebrenica no la pueden escribir los juristas y mucho menos a base de mentiras.


miércoles, 26 de julio de 2017

El espionaje británico repliega el dispositivo organizado para la Primavera Árabe

Ante el fracaso de la llamada “Primavera Árabe”, el MI6 está replegando sus peones (1). Elaborado en 2004, por sir James Craig, ese proyecto debía reproducir la “Revuelta Árabe” que Lawrence de Arabia organizó en el pasado contra el Imperio Otomano.

Durante la Primera Guerra Mundial, Thomas Lawrence –el célebre “Lawrence de Arabia”– prometió a los árabes que serían libres si lograban derrocar la colonización otomana, finalmente reemplazada por la colonización británica.

Pero la Primavera Árabe se concibió en contra de Irán y su objetivo era instalar en el poder, en los países del Medio Oriente ampliado o Gran Medio Oriente, a la Hermandad Musulmana, como correa de transmisión del imperialismo anglosajón.

Uno de los principales agentes al servicio de ese programa, Angus McKee, fue nombrado encargado de negocios en la embajada del Reino Unido en Siria, en diciembre de 2011. Cuando Londres decretó el cierre de la embajada, Angus McKee siguió ejerciendo las mismas funciones y bajo la misma cobertura, pero desde Beirut. En marzo de 2012 fue nombrado cónsul en el Kurdistán iraquí. Ahora, el MI6 acaba de llevárselo de regreso a Londres.

La Primavera Árabe no fue una sucesión de movimientos “espontáneos”, sino de dinámicas populares de larga duración, que hunden sus raíces en las Revueltas del Pan de los años 70 y 80, que fueron provocadas por los los “planes de austeridad” del FMI.

A finales de 2010 se produjo un repunte histórico de los precios mundiales de los productos alimenticios. El sabotaje, el bloqueo de carreteras, la huelga y el enfrentamiento directo con las fuerzas del orden fueron la verdadera cara de la Primavera Árabe.

La oleada huelguística en Egipto se desarrolló contra la voluntad de la Federación Nacional de Sindicatos Egipcios. En Túnez sucedió casi exactamente igual: las huelgas fueron promovidas por los trabajadores, totalmente al margen de la Unión General de Trabajadores Tunecinos, que las rechazó explícitamente.

A los anteriores factores hay que sumar la falta de crecimiento económico, la inmensa tasa de desempleo (la media más alta de todas las regiones del mundo), la corrupción endémica generalizada, las descomunales desigualdades sociales, los gobiernos despóticos carentes de legitimidad democrática, el trato de súbditos serviles que recibían los ciudadanos, etc.

La gran masa de gente que emprendió la acción por toda la región árabe fue una amalgama que comprende un amplio abanico de capas y categorías sociales afectadas en diverso grado por algunos factores del complejo espectro de elementos determinantes que hemos mencionado.

Detrás de todos los levantamientos pronto se hizo visible la mano de las potencias imperialistas (2), como siempre, con Estados Unidos y Francia, entre otros, a la cabeza.

El 4 de febrero de 2011 la OTAN organizó en El Cairo una reunión presidida por el senador estadounidense John McCain para iniciar la Primavera Árabe en Libia y Siria. En Libia los participantes en la revuelta estaban encabezados por el segundo personaje más importante del gobierno libio de la época, Mahmud Jibril, quien había cambiado abruptamente de bando al entrar en aquella reunión para convertirse en el jefe de la oposición libia en el exilio.

El fenómeno comenzó con la llamada revolución tunecina, cuya fecha de inicio suele contarse desde la inmolación de Mohamed Bouazizi, un joven de 26 años que protestó contra la policía, el 4 de enero de 2011.

(1) http://www.voltairenet.org/article197278.html
(2) http://www.telesurtv.net/telesuragenda/La-Primavera-Arabe-o-el-otono-del-capitalismo-20160112-0020.html

Reclutan neonazis en Brasil para combatir en el Donbas

En diciembre del año pasado la policía del estado brasileño de Río Grande del Sur lanzó la “Operación Azov” para impedir el reclutamiento de individuos por la organización neonazi Misanthropic Division para llevarlos a combatir al Donbas. En las redadas, los policías hallaron gran cantidad de material propagandístico nazi y municiones ilegales, y detuvieron a un joven de 26 años.

A pesar de ser publicada en algunos de los grandes portales de periodismo del país y hasta del exterior, esa noticia pasó casi desapercibida. Sin embargo, la agencia rusa de noticias Sputnik acaba de publicar un informe de sus recientes conversaciones sobre el caso con el comisario Paulo César Jardim, encargado de las investigaciones sobre la actuación de neonazis en este estado, el más austral de Brasil.

Aunque el comisario jefe fue escueto en sus declaraciones, dado que las investigaciones siguen bajo secreto, dijo que todos los interrogados desde entonces están en libertad mientras son procesados por atentar contra la ley que prohíbe “producir, vender y difundir propaganda nazi”, entre otros delitos.

La policía local investiga desde hace 15 años las acciones locales de neonazis “que sienten placer en odiar”, según el encargado. “Las primeras detenciones se dieron en 2002 y hubo un incremento en 2005, cuando se conmemoraban los 60 años del fin del Holocausto, e hicieron un ataque en el que masacraron a un joven”, afirmó.

El agente dijo que le intrigaba por qué los brasileños neonazis buscaban ir a Ucrania para luchar contra los pro-rusos. “Ellos quieren ser guerrilleros urbanos y sueñan con morir en combate, algunos me lo han contado [...] Parece algo como una leyenda urbana. Lo cierto es que ellos argumentan que 'en la sociedad capitalista financiada por los judíos' no han encontrado espacio para cumplir su sueño casi romántico de morir luchando”, relató el comisario Paulo César Jardim, encargado de las investigaciones sobre el reclutamiento de jóvenes neonazis en Rio Grande del Sur, en Brasil.

Río Grande del Sur alberga una gran comunidad de descendientes alemanes. Desde 2013, más de 50 personas han sido investigadas por descargar contenido nazi de internet. Un estudio de la Universidad de Campinas reveló que hay alrededor de 100.000 partidarios del dictador de la Alemania nazi, Adolf Hitler, en la región sur de Brasil y varios grupos racistas que se cree que son activos, informó el portal noticias.r7.

Desde 2014 —cuando la península Crimea se adhirió mediante un referendo (no reconocido por Kiev) a la Federación Rusa— y la operación del Ejército de Kiev en las regiones orientales de Ucrania, estas son escenario de una guerra que se ha saldado con unos 10.000 muertos, entre ellos 2.000 civiles, de acuerdo con cifras de la ONU.

Los acuerdos de Minsk, firmados en septiembre de 2014 y febrero de 2015, no han derivado hasta el momento en el cese de los combates, y ambas partes se acusan mutuamente de violar el pacto.

http://www.hispantv.com/noticias/brasil/348586/reclutamiento-neonazis-misanthropic-division-combatir-ucrania

Líbano pedirá apoyo militar a Rusia contra el Califato Islámico

El primer ministro libanés, Saad Hariri, planea viajar a Rusia para pedir ayuda a Putin, en la lucha contra el Califato Islámico. “Viajaré a Moscú el 11 de septiembre y tengo planes de reunirme con el presidente Putin”, anunció ayer el primer ministro de Líbano en una entrevista con la agencia rusa de noticias Sputnik, publicada en su edición en árabe.

Hariri tiene previsto pedir al Presidente ruso que ayude al gobierno de Beirut en la lucha contra el Califato Islámico con apoyo al Ejército libanés. Ha detallado que durante su encuentro con Putin, a quien ha calificado de su “buen amigo”, tiene previsto discutir la situación de Líbano y toda la región, pero ha asegurado que su conversación se centrará principalmente en la guerra de Siria.

Líbano espera que Rusia preste más soporte y ayuda a su Ejército en la lucha contra el terrorismo, afirma un alto mando libanés. “Lo abordaremos definitivamente, estamos de acuerdo sobre numerosos asuntos, pero Siria es una de las cuestiones donde no estamos de acuerdo y es normal”, ha enfatizado.

Desde el 2011 con el inicio de la crisis siria, grupos terroristas han tratado de infiltrarse en el territorio libanés y, cuando han logrado su objetivo, han provocado la muerte de civiles y soldados libaneses, así como daños materiales. En respuesta, el Ejército y Hezbolah llevan a cabo numerosas operaciones contra los terroristas para acabar con su presencia y evitar que perpetren atentados en su territorio.

Anteriormente, el gobierno libanés ya planteó que, en caso de extrema necesidad, pediría la asistencia de Rusia en la lucha antiterrorista. Moscú, por su parte, ha confirmado su voluntad para modernizar el Ejército y las fuerzas de seguridad de El Líbano y renovar sus equipos militares.

La CIA propone dar un golpe de Estado en Estados Unidos

Esta mañana Estados Unidos ha desayunado con la noticia de las presiones de Trump para que dimita el Ministro de Justicia Jeff Sessions. Le podía destituir pura y simplemente, pero prefiere que dimita por su propia iniciativa. El fiscal se niega a dimitir. Quiere que lo haga Trump para seguir alimentando el escándalo ante los medios de intoxicación.

Rusia sigue por medio en los mentideros de Washington. Trump nombró a Sessions que, a su vez, nombró a su adjunto Rod Rosenstein, que a su vez nombró a Robert Mueller, el antiguo director del FBI para investigar la “traición” de Trump con Rusia, el asunto más estúpido que ha conocido la historia universal desde los tiempos del primer emperador de Roma.

¿Cómo seguir manteniendo un despliegue tan aparatoso de noticias sobre algo que no existe? Mueller ha tenido la feliz idea de ampliar la “investigación” contra Trump a su época anterior de capitalista especulador.

Dado que eso está absolutamente fuera de su competencia, Trump podría destituirle de manera fulminante y con él podría llevarse por delante también a Sessions y Rosenstein. Pero no lo ha hecho, a pesar de que, además de ese, tiene otros motivos para hacerlo. No quiere seguir nutriendo las primeras planas y los titulares de las grandes cadenas. ¿Se imaginan? “Trump destituye a quienes le investigan”. Algo oscuro quiere tapar...

Tanto Sessions como Rosenstein y Mueller son cargos del gobierno de Trump y, como tales, están absolutamente sometidos a él, por lo que a nadie podría extrañar su destitución. Pero no es así, y es bueno tratar de averiguar los motivos...

Toda la trama que “investigan” Sessions, Rosenstein y Mueller, además de falsa, es un mecanismo de presión contra Trump a fin de que no ceda ante Rusia, ni cambie la política exterior de Estados Unidos al respecto, ni en Oriente Medio ni en otra región del mundo.

Dicha trama la dirige la CIA con su habitual maestría, y sería imposible sin el altavoz que le prestan cada día los medios de comunicación de manera que el vacío no se note, sino todo lo contrario: que parezca que hay mucho más de lo que ha aparecido hasta ahora, es decir, nada.

Pero la CIA es otro aparato del Estado para cuya dirección Trump nombró a Mike Pompeo, que no pinta nada: a lo largo del tiempo la CIA ha adquirido tal carta blanca que se dirige a sí misma. Entre bastidores, el hombre que mueve los hilos es el yihadista y antiguo director John Brennan. Su carácter de “ex” le permite decir lo que le da la gana porque no compromete directamente a la Agencia.

En diciembre el yihadista Brennan, cuando todavía estaba al frente de la CIA, hizo algo que nadie se ha atrevido desde los tiempos de Watergate: cuestionó la legitimidad de la elecciones en las que Trump fue elegido.

Como nadie levantó la voz, algo típico de la prensa domesticada, en una entrevista a la CNN, el yihadista Brennan (y con él la CIA) han dado un paso más para tratar de sostener a Sessions, Rosenstein y Mueller al frente de la “investigación”. Han realizado un llamamiento para que nadie obedezca las órdenes si Trump destituye a cualquiera de los miembros del trío de calaveras Sessions, Rosenstein y Mueller.

Se trata de un llamamiento al golpe de Estado, como todos esos que la CIA ha venido orquestando desde su nacimiento en 1948. La única diferencia es que ahora, como en Watergate, el golpe es en Estados Unidos.

La prensa, que de la menor estupidez organiza un escándalo, ha callado por completo las declaraciones golpistas de Brennan, o sea, de la CIA.